cuidados y aseos básicos del gato

Aseo y cuidados básicos del gato

La salud de nuestro gato, además de su propia naturaleza, también dependerá en gran medida del aseo y los cuidados que nosotros le ofrezcamos. Aunque los felinos son seres super limpios, debemos de contribuir a que ésta limpieza sea más fácil y completa.

En esta entrada se hablará de aseo y cuidados en los ojos, la boca, las orejas, las uñas y el pelaje. Aquí os dejamos unos cuantos consejos para diferentes órganos y partes de su cuerpo.

Los ojos

Los ojos de nuestros felinos deben de ser brillantes y sin legañas. Podemos limpiarles los lagrimales con gasas y suero fisiológico. También existen productos como los dedales limpia lagrimales de Artero, ideales para aquellos que tienen el pelo largo o que lagrimean mucho. Como, por ejemplo, los gatos de raza persa, que son más propensos a que se les forme costra por la secreción lagrimal. No es aconsejable utilizar algodón ya que podemos dejarles hebras que pueden molestarle.

La boca

También deberemos prestar mucha atención a la boca, ya que alrededor del 80% de los gatos mayores presentan alguna enfermedad dental.

La crucial importancia de la boca también radica en que una infección bucal puede causar un gran impacto posterior en órganos vitales como el corazón.

Los dientes deben de permanecer limpios y enteros. Y las encías deben de ser de color rosa clarito y uniformes.

Existen cepillos de dientes y pasta dental especial para gatos (nunca usaremos la pasta dental humana) pero sabemos que si no los acostumbramos desde pequeños nos puede resultar una tarea muy difícil, desagradable y estresante, tanto para ellos como para nosotros. Por eso en Micocan recomendamos PlaqueOff, un dentífrico en polvo para gatos elaborado con algas que se añade a la comida húmeda habitual, y que ayuda a eliminar y prevenir el sarro, la placa dental y el mal aliento.

Las croquetas secas, también ayudan a limpiar su dentadura mientras mastican.

Si observásemos alguna anomalía como encías rojas, perdida de alguna pieza dental, babeo excesivo, problemas al comer o mal aliento, puede estar sufriendo alguna enfermedad periodontal y deberemos de acudir al veterinario.

Aseo de las orejas

Normalmente un gato sano tendrá las orejas limpias, a no ser que haya infecciones por ácaros. Si no aplicamos los cuidados necesarios, el gato podría sufrir una infección en los oídos. Existen limpiadores especiales que permiten mantener limpios los oídos y libre de ácaros, como el limpiador de oídos para gatos y perros Aurigel de Artero. Para esta labor utilizaremos gasas esterilizadas, nunca bastoncillos ni algodón.

Cuidados en las uñas

Las uñas de los gatos tienen varias capas. Cuando se las afilan en un rascador, por ejemplo, la capa externa de la uña se cae, dejando al descubierto una nueva uña afilada.

Es muy aconsejable revisar y cortar las uñas a menudo. Pero debemos tener mucho cuidado y no cortar demasiado para que no sangren. Basta con solo unos milímetros, sin superar la parte transparente de la uña. Además, es mucho más seguro cortar las uñas de nuestros felinos con cortaúñas para gatos y perros.

Aunque el aseo en el gato es constante, es aconsejable ayudarles a eliminar pelo muerto con un buen cepillo.
Aunque el aseo en el gato es constante, es aconsejable ayudarles a eliminar pelo muerto con un buen cepillo.

El aseo del pelaje del gato

Es aconsejable cepillar diariamente el pelaje de los gatos, especialmente en aquellos con pelo largo. Este proceso les ayudará a eliminar el pelo muerto, la suciedad, la grasa y las escamas muertas de la piel. Además, también estimula la circulación sanguínea.

Hoy en día hay gran cantidad de cepillos y peines para cada tipo de pelo.

Para los gatos de pelo largo podemos usar un peine para desenredar y, después, cepillar con un cepillo de púas.

Para gatos con la piel sensible podemos utilizar cepillos especiales con púas protegidas, con los que, sin dañarlo, conseguiremos un pelo más sano y brillante.

Cuidados para prevenir las bolas de pelo

Al eliminar el pelo muerto, también reduciremos la posibilidad de formación de bolas de pelo en el estómago del gato, sobre todo en épocas de muda.

Normalmente eliminan de forma natural ese pelo en sus heces pero, a veces, en las épocas de muda, acumulan gran cantidad de pelo en el estómago obstruyendo el aparato digestivo y formando una bola de pelo que acabarán vomitando.

En estos casos, les podemos ofrecer malta dos veces por semana por ejemplo. Esta pasta les ayudará expulsar ese exceso de pelo en las heces.

Normalmente, si el gato está sano, no necesitará bañarse. Ellos mismos dedican varias horas diarias a su acicalado. Pero, si tu minino se ha ensuciado, o no se puede acicalar por algún motivo, (como por ejemplo si tiene artritis y no se puede limpiar el solo por ciertas zonas) le tendremos que bañar nosotros. Le podemos poner alguna toalla en el suelo de la bañera o donde lo vayamos a bañar para que no se patine y se sienta seguro. Lo mojaremos con agua tibia… Pero con mucho cuidado, porque normalmente no son muy amigos del agua. Ellos tienen el PH distinto a nosotros, por eso lo enjabonaremos con un champú especial para gatos. Con precaución, sobre todo con las orejas y los ojos. Acabaremos aclarándolo con abundante agua y lo secaremos bien con una toalla o, si es invierno y tiene el pelo largo, podemos secarlo con un secador, con cuidado para que no se asuste.

¿Sabías que para los gatos también es importantísimo jugar?

Entra en la siguiente publicación si quieres saber más sobre…

Los juegos con nuestros gatos

Y estos son los cuidados más básicos de higiene y aseo que debes seguir con tu gato. ¿Los conocías todos? ¿Los llevas a la práctica?

¿Te ha gustado este contenido? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *